Los pingüinos habitan ya en el acuario del Océano Antártico de L´Oceanogràfic

30/11/2002

Una colonia de 25 ejemplares de Pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) formado por machos y hembras, jóvenes y adultos, se encuentra desde hoy en el acuario de Antártico de L´Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias donde se representa esta región polar. Los animales, procedentes de Uruguay, son los protagonistas de la exhibición antártica, recreada mediante un acantilado rocoso con zonas de puesta y cría, y en cuya parte sumergida se les observa nadar casi sin esfuerzo bajo el agua.

Los Pingüinos de Magallanes son uno de los animales más característicos de la fauna antártica, sin embargo esta especie no vive sobre el hielo del continente blanco, habita normalmente en las costas del sur de Sudamérica y su ubicación territorial varía según la estación del año.

Los pingüinos se distinguen por tener dos franjas negras en la parte superior del pecho y puede alcanzar los 70 cm de longitud y entre 2,7 y 4,8 kg de peso. Esta especie se caracterizan por ser aves marinas adaptadas a una vida tanto terrestre como acuática. Por este motivo, las instalaciones que representa el Antártico están constituidas por una zona de agua y una zona de tierra emergida, donde se incluyen pequeñas cuevas, pues son los lugares utilizados especialmente por esta especie para ubicar sus nidos.

Este tipo de animales permite al público comprobar el grado de adaptación que pueden alcanzar determinados especies en función del medio natural donde viven. Las exigencias de adaptación de esta especie les ha llevado a transformar las alas propias de las aves en aletas, impidiéndoles volar en el aire pero sí “volar” bajo las aguas, realizando una natación perfectamente estilizada. A su vez han alcanzado una gran protección a las aguas tan frías donde viven mediante una gruesa capa de grasa bajo la piel.