¿Existen mares en la Luna?

Hasta la ojeada más despreocupada revela que la superficie lunar tiene zonas claras y oscuras. Los terrenos claros y accidentados son 'terrae' (tierras, en latín), y las regiones oscuras son 'maria' (mares, en latín). Los primeros astrónomos creían que estas últimas eran océanos. Luego se supo que allí no hay agua, aunque se mantuvo la denominación. Las zonas claras, los supuestos continentes, se suelen llamar también tierras altas, ya que tienen mayor altitud.
Módulo del Jardín de Astronomía que simula la luna para poder observar su superficie

La distribución de ambas superficies difiere mucho de una a otra cara del satélite. Mientras casi un tercio de la cara visible está cubierta por mares, en el casode la cara oculta estos tan solo ocupan un 2%. Pero, ¿cómo nacieron estas estructuras?

Hace unos 3.800 millones de años, la Luna sufrió un intenso bombardeo de asteroides que generó numerosas cuencas de impacto, con diámetros de cientos de kilómetros. Más tarde, estas cuencas fueron rellenadas por magmas que formaron un océano de rocas fundidas que, al enfriarse, formaron los actuales mares. Los cráteres son los accidentes lunares más abundantes. De hecho, hay unos 30.000 de diámetro superior a un kilómetro en la cara visible, e innumerables más pequeños.