Animales

...el pez sierra puede tener entre 23 y 37 pares de dientes poblando su largo morro?

¿Sabias que cuando alcanzan la edad adulta pueden llegar a medir hasta los 5,5 metros? ¿Sabías que se pasan gran parte del tiempo descansando sobre los fondos arenosos en los que viven? Encuéntralos en la instalación de Océanos del Oceanogràfic.
...el pez sierra puede tener entre 23 y 37 pares de dientes poblando su largo morro?

PEZ SIERRA

Orden: Pristiformes.
Familia: Pristidae.
Distribución: áreas tropicales y subtropicales de África, Australia y el Caribe.
Medidas: en edad adulta pueden llegar a medir hasta 5,5 metros.
Alimentación: Pequeños peces e invertebrados.
Particularidades: rostro alargado en forma de espada poblado con gran cantidad de dientes rostrales a ambos lados.
Estatus de la especie: en peligro crítico de extinción.

Consulta los gráficos de distribución del pez sierra y estatus de la especie - Red list - en la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), la mayor red medioambiental mundial.

Su nombre científico es Pristis zijsron, que en griego antiguo se traduce por sierra. Aunque a este animal se le conoce comúnmente como tiburón sierra, el nombre correcto que debemos emplear para referirnos a él es el de pez sierra.

Pertenecen al orden Pristiformes y se caracterizan por tener un cuerpo grande y aplanado con las hendiduras branquiales situadas ventralmente. Los peces sierra son un grupo muy peculiar de elasmobranquios cuya característica más evidente es la presencia de un rostro alargado en forma de espada poblado con gran cantidad de dientes rostrales a ambos lados, de manera que pueden tener entre 23 y 37 pares de dientes poblando este largo morro.

La coloración de su cuerpo es marrón verdosa en su dorso y amarillo pálido en el vientre. Cuando alcanzan la edad adulta pueden llegar a medir hasta los 5.5 metros teniendo en cuenta que su morro suele medir entre 1/4 y 1/5 parte de la longitud total del cuerpo.

Suelen habitar fondos arenosos
Se distribuyen tanto en latitudes templadas como tropicales del planeta, y suelen habitar zonas de fondos arenosos cercanos a la costa llegando incluso a entrar en estuarios y recorrer grandes distancias río arriba. Los hay que pueden vivir gran parte de su vida en aguas continentales (dulces), en ríos y lagos. Se ha llegado a pensar que algunas especies requieren diferentes hábitats y salinidades para poder cumplir todo su ciclo vital.

Generalmente se alimentan de pequeños peces e invertebrados que viven también en el fondo arenoso y que detectan gracias a un sistema sensorial común a todos los tiburones (ampollas de Lorenzini) que puede llegar a percibir hasta los pequeños impulsos eléctricos emitidos por los latidos del corazón de sus presas escondidas en la arena.

Son animales bastante sedentarios que pasan gran parte de su tiempo descansando sobre los fondos arenosos en los que viven. Y al igual que el resto de elasmobranquios batoideos, pueden permanecer totalmente quietos sobre el fondo y respirar con normalidad empleando los grandes espiráculos que poseen tras cada uno de sus ojos.

Son animales muy dóciles
Aunque no se sabe mucho respecto a su ciclo reproductivo, se piensa que los peces sierra se aparean una vez cada dos años, son ovovivíparos y pueden llegar a tener hasta 8 crías por ciclo. Cuando las crías todavía se encuentran dentro de la madre, una cubierta de consistencia gomosa protege la delicada “sierra”. Poco tiempo después de nacer, esta cubierta se disuelve y la cría ya puede empezar a alimentarse de pequeños crustáceos y peces.

A pesar de su apariencia agresiva en realidad estos animales son muy dóciles y no representan ningún peligro para los humanos, aunque desgraciadamente los humanos sí somos una gran amenaza para ellos. La mayor amenaza a la que se enfrentan estos animales es la captura accidental con diferentes artes de pesca. Debido a su aparatosa “sierra” estas especies quedan atrapadas en las redes, al ser muy complicada su liberación en raras ocasiones suelen sobrevivir. La pesca directa también se ha convertido en una seria amenaza, su sierra, sus aletas y su carne son muy valoradas sobretodo en el mercado asiático.


Descubre al pez sierra en la instalación de Océanos del Oceanogràfic.