Frío, frío

Frío, frío

A temperaturas muy, pero que muy bajas ocurren cosas verdaderamente sorprendentes.

En este taller comprobaremos cómo el dióxido de carbono, a partir de -79 ºC, sublima y se convierte en hielo seco, apagando la llama de una vela encendida. Cuando se transforma en ácido carbónico, produce un denso humo y transforma los colores.

A -196 ºC el nitrógeno líquido produce curiosos efectos sobre los cuerpos que se someten a él: podemos remachar clavos con una naranja, o romper en mil trozos una pelota al golpearla contra el suelo, además, de fabricar helados con gran rapidez.

Conoce esta experiencia que ¡te va a dejar helado!

A partir de 8 años

Precio: 3,5€

Horario

Más información y reservas en el 96 197 46 86