Medio Ambiente instala un stand en el Oceanogràfic para divulgar el problema de las tortugas exóticas en la Comunitat

02-feb-2012

Se pretende concienciar a los ciudadanos para que no las abandonen en el medio natural
Medio Ambiente instala un stand en el Oceanogràfic para divulgar el problema de las tortugas exóticas en la Comunitat Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha instalado un stand divulgativo en l’Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, para dar a conocer a sus visitantes las consecuencias negativas que generan los galápagos exóticos en los espacios húmedos de la Comunitat Valenciana.

El stand, que podrá visitarse hasta el próximo domingo, dispone de acuarios con distintas especies de galápagos exóticos y autóctonos para que el público que se acerque aprenda a distinguir las diferencias entre unos y otros. Además, en otro acuario podrán depositar los galápagos que tengan en casa como mascotas y que ya no puedan mantener.

Igualmente, el stand contará con una exposición de carteles explicativos con información sobre la importancia de frenar la liberación de tortugas exóticas en el medio natural para garantizar la conservación de las especies autóctonas.

El objetivo de la muestra es concienciar a los ciudadanos para que no abandonen a estos animales en el medio natural y evitar su propagación y los efectos negativos que generan, tanto en los hábitats, como sobre las especies autóctonas.

Es precisamente para solucionar ese problema que la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente está desarrollando el proyecto LIFE-Trachemys, que tiene el objetivo de corregir los impactos ambientales negativos -particularmente serios en Europa- que generan los galápagos exóticos, en especial la tortuga de Florida, sobre el medio natural y sobre las especies autóctonas galápago europeo (Emys orbicularis) y Galápago leproso (Mauremys leproso).

Con un presupuesto de 1,2 millones de euros, cofinanciado con fondos comunitarios, coordinado por la Generalitat y con la participación de tres instituciones portuguesas, el Proyecto Life Trachemys se centra sobre 17 humedales de ambos países, 13 valencianos y 4 del Algarve.

La introducción de especies exóticas es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la conservación de la biodiversidad a escala global. En el caso de los galápagos, el comercio de tortugas como mascotas ha generado un ingente número de estos animales en cautividad que, con frecuencia, terminan por ser irresponsablemente liberados en la naturaleza, donde pueden llegar a establecerse, reproducirse y competir con especies nativas.

Cabe recordar que la tortuga de Florida se encuentra en el grupo de las 20 especies de animales exóticos invasores más dañinos del mundo. La competencia por los lugares de soleamiento, la depredación de huevos de otras especie autóctonas dulceacuícolas, como el samaruc, y la competencia por los recursos las hacen especialmente peligrosas.