"Se han descubierto microorganismos en el permafrost ártico, en los hielos de la Antártida o en el desierto de Atacama"

24-nov-2020

"Marte fue habitable en el pasado, un planeta gemelo a la Tierra cuando ambos se formaron, que retuvo grandes masas de agua". Entrevistamos al investigador Felipe Gómez Gómez, del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) , que participa hoy en el ciclo 'Astronomía' con la conferencia "¿Hay vida en Marte? Lecciones aprendidas en análogos terrestres" 

Encontrar vida en una de las regiones más calurosas del planeta y participar en la aventura marciana del robot  Curiosity,  equipado con tecnología española desarrollada por el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC).  Son dos hitos fascinantes de la ciencia que destacan en la trayectoria de Felipe Gómez Gómez, investigador del Centro de Astrobiología que hoy visita el Museu de les Ciències. 

¿Qué es la astrobiología? ¿Cómo se busca vida en otros planetas?La Astrobiología es la ciencia por la que se estudia el origen y evolución de la vida, en el planeta Tierra y por extrapolación, la posibilidad de vida en otros cuerpos planetarios.

¿Qué condiciones hace a un planeta habitable?
Fundamentalmente la presencia de agua en estado líquido. Por nuestra experiencia en análogos, podemos afirmar que allí donde hemos encontrado agua líquida generalmente se encuentra vida.

Su equipo encontró microorganismos desconocidos en una zona hidrotermal situada sobre el volcán Dallol, en Etiopía. ¿Cómo puede existir la vida en zonas en apariencia tan hostiles?
En ambientes tan extremos como es Dallol intervienen varios factores que determinan la presencia, o no, de vida. Primero, como ya hemos comentado, la presencia de agua líquida, que en este caso, tiene que ser agua biodisponible, es decir, debe tener una actividad de agua relativamente próxima a 1. Otros factores que influyen son el pH tan extremo y la alta temperatura, pero aún así, en un ambiente tan extremo como Dallol, hemos podido encontrar la presencia de microorganismos asociados a las capas de sal que forman las chimeneas. Estos microorganismos ya estaban descritos para otros ambientes salinos menos restrictivos, lo que hemos hecho ha sido ampliar el concepto de nicho ecológico en el que, estos microorganismos, pueden desarrollarse. Son fundamentalmente bacterias que están asociadas a altas concentraciones de sal.

¿En qué otras regiones inhóspitas del planeta se han descubierto organismos?
Hemos descrito presencia de microorganismos en el permafrost ártico, en los hielos de la Antártida o en el desierto de Atacama. Igualmente, se ha descrito la presencia de microorganismos en el subsuelo de río Tinto a varios centenares de metros bajo la superficie terrestre.

¿Por qué estos descubrimientos son tan importantes en la búsqueda de vida en Marte?
Marte es un planeta que debido a su pequeño tamaño, no tiene masa suficiente para retener una atmósfera. Por tanto, su superficie está bañada por altas dosis de radiación dañina así como una extrema sequedad. Por tanto, las posibilidades de la existencia de vida se encuentra en micro nichos protegidos bajo la superficie, bien sea en ambientes subterráneos o incluidos en los barnices de las rocas. El estudio de las condiciones de vida en ambientes extremos del planeta Tierra nos ayuda a acotar los posibles nichos ecológicos donde buscar en Marte, así como en otros cuerpos planetarios que serán explorados en el futuro.

¿Qué nos ha enseñado las diferentes misiones y el rover Curiosity sobre Marte durante los últimos años? 
Los rover de la NASA nos han permitido confirmar que algunos lugares de Marte tuvieron agua y, que ese agua, estuvo presente durante largos periodos de tiempo. Por ejemplo, el rover Curiosity que estudia el Crater Gale, nos permitió identificar lugares sedimentarios donde, sabemos, hubo un lago. Esto nos ha ayudado a reportar las condiciones habitables del planeta rojo en el pasado. Otro de los grandes retos que nos plantean las misiones a Marte y que nos está aportando grandes conocimientos, es la posible presencia de masas de agua en la actualidad. Bien sea en los polos helados del planeta o en el subsuelo marciano, algunos orbitadores nos reportan señales de hidrógeno que podrían ser debidas a la presencia de masas de agua.

¿Podría entonces existir vida en Marte? ¿Hay otros planetas o lunas del Sistema Solar que podrían albergar vida?
Esa posibilidad existe pero hay que confirmarla, es decir, sabemos que Marte fue habitable en el pasado, que fue un planeta gemelo a la Tierra cuando ambos se formaron, y que retuvo grandes masas de agua, al menos en el pasado. Todo ello nos confirma que esa posibilidad existe, pero necesitamos encontrar algún signo orgánico, o biomarcador, que nos permita confirmar la presencia pasada de vida. Otros cuerpos planetarios de gran interés astrobiológico son por ejemplo la luna Europa de Jupiter que, sabemos, tiene un mar salino bajo su superficie helada. Lunas como Encélado o Titan también son muy interesantes desde este punto de vista.