El Umbracle acoge una exposición de 20 esculturas de Ripollés

03-dic-2010

La muestra, de libre acceso, podrá visitarse hasta el 30 de marzo de 2011
El Umbracle acoge una exposición de 20 esculturas de Ripollés El Umbracle de la Ciudad de las Artes y las Ciencias acoge hasta el 30 de marzo de 2011 una exposición de esculturas en gran formato del artista castellonense Juan Ripollés. A la inauguración han asistido hoy el director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Pedro García Ribot y Ripollés, considerado como uno de los artistas contemporáneos españoles más internacionales.

A lo largo del Umbracle se han dispuesto veinte esculturas de la nueva colección de Ripollés, creada entre los años 2006 y 2009 y que consolida la figuración en su lenguaje artístico tras algunas obras en años anteriores con un mayor grado de abstracción. La mayoría de las piezas elegidas, doce, están elaboradas en bronce, un material con el que el artistas ha recorrido toda la gama posible de colores en su producción, desde la estampa dorada que recubre Hombre con Mariposa a la patina verde que caracteriza a Generosa sin olvidar la sobriedad cromática del metal, visible en Tumbado, Toro o La Reina.

Además de estas doce figuras, Ripollés ha repartido por el Umbracle otras ocho composiciones escultóricas de una gran riqueza colorista creadas con una técnica en la que el artista castellonense es pionero en el mundo. Para su elaboración, Ripollés parte de la fibra de vidrio para armar un cuerpo escultórico que posteriormente reviste con partículas de muy reducido tamaño de cristal de Murano.

Las amplias posibilidades cromáticas de este material proporcionan a Ripollés la herramienta necesaria para exprimir el arco iris y envolver cada pieza en una composición vitalista, desbordante de color y fantasía. Esta muestra también destaca por retratar fielmente la esencia de Juan Ripollés. En la obra que acoge el Umbracle se observa la identificación del escultor con la naturaleza, con el hombre y la complejidad de su relación con el entorno, descrita en formas escultóricas arbitrarias e ingenuas, pero que el artista reformula con la actitud vitalista y optimista de cada figura.

Las esculturas han recorrido desde 2007 diferentes capitales españolas y europeas. Iniciaron su itinerancia durante el verano de aquel año también en Valencia, en la Gran Vía, para, a continuación, instalarse en Córdoba, la majestuosa Plaza del Triunfo de Sevilla, el espectacular Parque del Retiro de Madrid o el paseo del puerto de Alicante. Fuera de España, han viajado hasta Estoril y Lisboa, en Portugal, durante el verano del pasado 2009.