El torso íbero de L'Alcúdia, un bajorrelieve romano de Sagunto y un Corán del S. XVI de Segorbe en el Museo

21-ene-2012

Espacio dedicado a la Comunidad Valenciana en 'Indiana Jones y la aventura de la arqueología'
El torso íbero de L'Alcúdia, un bajorrelieve romano de Sagunto y un Corán del S. XVI de Segorbe en el Museo

El torso de guerrero íbero en piedra caliza de l’Alcúdia del siglo IV a.C. - uno de los pocos bustos que se conocen de la cultura íbera- un bajorrelieve romano encontrado en Sagunto y un Corán que data del S.XVI del Archivo Municipal de Segorbe son algunas de las valiosas piezas que se exhiben en el Museo de las Ciencias dentro de la exposición Indiana Jones™ y la Aventura de la Arqueología.

El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe acoge Indiana Jones™ y la Aventura de la Arqueología realizada por Lucasfilm Ltd., presentada por National Geographic Society y con la producción de X3 Productions. Esta muestra reúne objetos procedentes de la National Geographic Society y del Penn Museum, junto con una amplia colección de materiales de las películas, que cumple este año el 30 aniversario, y de Lucasfilm Archives.

La muestra cuenta con un espacio especialmente dedicado a la arqueología local donde el público puede admirar verdaderos tesoros arqueológicos de la Comunitat Valenciana. Se exhiben piezas representativas de las tres culturas que han dejado vestigios a lo largo de la Comunitat Valenciana: la íbera, la romana y medieval. Cada periodo queda representado a través de una población, en este caso Elche, Sagunto y Segorbe.

Piezas especiales

El Torso de guerrero con pectoral de L’Alcúdia -que representa la cultura íbera,- es de piedra caliza blanquecina y ha sido cedida por la Fundación Universitaria de L’Alcúdia. Se trata de una pieza de gran valor ya que la representación escultórica de la figura humana no era habitual en la cultura íbera. Esta obra también destaca por su policromía de la que se pueden apreciar leves restos. Su decoración incluye la imagen de un lobo lo que revela que representaba a un guerrero de élite al simbolizar el poder y la fuerza. Destaca asimismo por ser una de los pocos ejemplos conocidos de busto en la cultura íbera, como la famosa Dama de Elche y el Guerrero de Baza. Además, su factura pertenece a uno de los mejores talleres de escultura de la época, el de L’Alcúdia.

Otra de las piezas es una ‘enocoe’, una jarra para servir el vino, con personajes alados y aves de L’Alcúdia, del Siglo II a.C. Este vaso de cerámica de color ocre, está hecho a torno decorado con pintura roja y procede del Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE).

La cultura romana se representa con un friso, del Siglo II-III d.C. Se trata de un bajorrelieve sobre placa de mármol de Buixcarró (Valencia), que posiblemente puede representar a Hércules en el jardín de las Hespérides. Procede de las excavaciones arqueológicas del Romeu, Sagunt, y ha sido cedido por el Museo Arqueológico de Sagunto. También de este yacimiento se muestra un pequeño capitel.

La cultura medieval se representa con un Corán de Segorb que data del Siglo XVI. El texto en árabe policromo está escrito en tintas de varios colores y es un ejemplo de escritura andalusí-magrebí. Cedido por el Ayuntamiento de Segorbe (Castellón). Asimismo, hay un fragmento de la portada del primitivo templo Catedralicio de Segorbe.