El taller 'Moléculas sabrosas' explora las técnicas de la 'gastronomía molecular' y cómo se aplica la ciencia en la cocina

15-may-2015

Dirigido al público general, el taller se celebra este fin de semana a las 11 horas en el Museo de las Ciencias
El taller 'Moléculas sabrosas' explora las técnicas de la 'gastronomía molecular' y cómo se aplica la ciencia en la cocina El Museo de las Ciencias ofrece este fin de semana el nuevo taller ‘Moléculas sabrosas’ en el que los participantes aprenden algunos de los secretos de la denominada ‘cocina molecular’ que aplica técnicas de laboratorio a los fogones. Espaguetis de gelatina al plátano o a la piña, bolas de yogur, helado de chocolate con nitrógeno e incluso esculturas de azúcar cristalizado son algunos de los ‘platos’ que el público cocinará mientras experimenta con nuevos sabores y texturas.

Los participantes comprueban así las relaciones físicas y químicas que se producen durante los procesos de preparación o elaboración de los alimentos. La llamada “gastronomía molecular” consiste en aplicar el método científico a la cocina para entender las relaciones físicas y químicas que se producen durante los procesos de preparación o elaboración de los alimentos

‘Caviar de mango y piña’, ‘Instantáneo de chocolate’ ‘Cristales de dulce’, ‘Helados al nitrógeno’ o ‘Torrijas de horchata’ son algunos de los experimentos que se desarrollan. El taller forma parte de la oferta de ‘Ciencia a Escena’ y se realizará el sábado 16 y domingo 17 de mayo, a las 11 horas, con un precio de 5 euros. También se celebrará el próximo fin de semana, 20 y 21 de mayo, a la misma hora.

Gastronomía molecular

Gracias a esta disciplina surgen multitud de nuevos métodos y técnicas que han revolucionado la forma de entender la cocina moderna. Grandes chefs como Hesto Blumenthal, Wylie Dufresne o Ferrán Adriá han sabido aprovechar esa información y la han traducido en nuevos conceptos gastronómicos vanguardistas.

Técnicas como la esferificación o la realización de emulsiones servirán de soporte para reflexionar sobre conceptos relacionados con alimentación, nutrición y salud. A través de sorprendentes experimentos, el visitante aprenderá que los alimentos son fuente de energía de nuestro cuerpo y que una adecuada alimentación tiene efectos sobre un buen desarrollo físico e intelectual. El taller pretende además fomentar el interés por probar nuevos sabores y sorprendentes texturas.