El aviario de 'Humedales' del Oceanogràfic cuenta con tres ejemplares de trompeteros

09-may-2014

Estas aves, de plumaje azul oscuro, se caracterizan por emitir un sonido muy fuerte y grave para comunicarse
El aviario de 'Humedales' del Oceanogràfic cuenta con tres ejemplares de trompeteros El aviario de ‘Humedales’ del Oceanogràfic cuenta con una nueva especie: tres ejemplares de trompeteros aligrís (Psophia crepitans) cedidos por el Museo de Ciencias CosmoCaixa Barcelona. Se trata de tres machos adultos, de un año de edad y aproximadamente 50cm de altura.

Esta especie, originaria de la Amazonia (Colombia, Venezuela, Brasil y noreste de Perú), se caracteriza por el sonido muy fuerte, grave y resonante, que se escucha a distancia, de las llamadas que hacen para comunicarse entre ellos. Son animales muy curiosos, omnívoros y su alimentación consiste principalmente en fruta y verdura (pinchada en las ramas para que la tengan que buscar), gusanos, diferentes piensos y pescado.

Otras curiosidades sobre los trompeteros es que la hembra pone en huecos de los árboles hasta 3 a 4 huevos blancos, que son incubados por diferentes miembros del grupo de ambos sexos. Por su capacidad para emitir sonidos graves son domesticados como guardianes y se les atribuye capacidad para espantar o matar a las serpientes. Se adaptan bien a la domesticidad y conviven con otras aves de corral; también son utilizados como aves ornamentales.

‘Humedales’

En esta exposición se puede observar la oposición entre dos de los humedales litorales más característicos del planeta: el manglar americano y el marjal mediterráneo. Ambas faunas y floras acuáticas se integran y armonizan por la presencia de aves en el espacio aéreo común delimitado por la gran cúpula de 26 metros de altura

Aunque a primera vista son ecosistemas muy distintos, su base ecológica es la misma, ya que los dos son zonas húmedas cercanas a la costa dónde, al encontrarse el agua dulce con la salada, se crean ambientes únicos en flora y fauna.

La cúpula y la densa vegetación permite la existencia de posaderos, la construcción de nidos y la adopción de refugios por parte de los organismos presentes. El público observa animales como el galápago leproso, la garceta común, el pato colorado, la espátula rosada y la ibis escarlata.