Más de 300.000 niños han experimentado con los sentidos y la casa inacabada en L'Espai dels Xiquets desde 2000

21-nov-2016

Se trata de una zona dedicada a niños de entre cuatro y siete años, en la que juegan y experimentan sobre los sentidos, el agua y los animales 
Más de 300.000 niños han experimentado con los sentidos y la casa inacabada en L'Espai dels Xiquets desde 2000

El Museu de les Ciències cuenta con zonas especialmente destinadas a los más pequeños como L'Espai dels Xiquets que desde que se inauguró en noviembre de 2000 ha recibido a más de 300.000 niños. Se trata de una zona dedicada a niños de entre cuatro y siete años, en la que juegan y experimentan sobre los sentidos, el agua y los animales e incluso construyen una casa inacabada.

Toda la exposición está orientada a fomentar el trabajo en equipo con juegos que inducen a situaciones de comunicación y favorecen las relaciones entre los propios niños, que van alternando las actividades. Durante el curso los centros escolares pueden elegir entre diversas visitas guiadas, todas ellas realizadas por animadores científicos especializados.

En la visita guiada general se muestran todas las áreas del recinto, mientras que en las visitas guiadas temáticas de sentidos o animales se profundiza más en estas zonas con juegos y actividades específicas. Su duración es de 90 minutos y se pueden reservar a través del teléfono 96 197 46 86. Durante las tardes, fines de semana y vacaciones escolares, los padres podrán acompañar a los pequeños en la instalación y disfrutar con los diferentes juegos.

En la zona de los Sentidos, se introduce a los más pequeños en el mundo de los sentidos: el tacto, la vista, el olfato... De este modo desarrollan la capacidad de observar y percibir sensaciones a través de numerosos juegos en los que utilizan sus órganos sensoriales. En esta área se estimula a los pequeños, con diversos módulos interactivos, a preguntarse cómo son, y cómo utilizan los sentidos para relacionarse con los demás y con el mundo que les rodea.

En el área dedicada al Agua, los niños tienen permitido jugar con el agua sin miedo a mojarse y se divierten al observar la flotabilidad de determinados elementos, formando corrientes de agua y, de nuevo, pueden entender cómo la fuerza del agua mueve determinados objetos al igual que ocurre con el viento. En este espacio los niños observan en una piscina cómo fluye el agua por un sistema de canales, qué objetos flotan y cuáles se hunden.

La zona denominada Animales, introduce al niño en el mundo de la naturaleza, aprende a conocer los animales. En ella se enseña a los jóvenes visitantes la morfología de los animales, su alimentación, hábitat, reproducción y medios de defensa, con animales reales. Incluso pueden convertirse por un momento en una cría de canguro, una gran tortuga que descansa junto a un árbol o un enorme escorpión que incluso mueve sus pinzas.

La casa inacabada: Trabajo en Equipo. En el área dedicada al trabajo en equipo, los niños, provistos de chaleco y casco, trabajan en equipo para acabar una obra iniciada. Aquí pueden construir y destruir una casa con ladrillos de goma utilizando grúas, carros y aparatos de transporte de juguete; juegos que favorecen las relaciones entre los niños para fomentar sus descubrimientos y experiencias y potenciar el trabajo en equipo, la cooperación y la comunicación y que les facilita coordinarse por sí mismos entre ellos para jugar y construir la casa.