La exposición de libre acceso el Jardín de Astronomía del Umbracle acerca al público los principios básicos de esta disciplina

14-nov-2016

Los 'mares' cráteres de la Luna, el movimiento aparente de los astros o qué es la declinación solar, son algunos de los fenómenso que se explican en módulos interactivos
La exposición de libre acceso el Jardín de Astronomía del Umbracle acerca al público los principios básicos de esta disciplina

El visitante de la Ciutat de les Arts i les Ciències que pasee por el Jardín de Astronomía del Umbracle tiene la oportunidad de descubrir esta disciplina mientras se divierte con diversos instrumentos astronómicos. Esta exposición de libre acceso se concibe como un balcón desde el que mirar el cielo y aprender astronomía ya que acerca al público los principios básicos de esta ciencia a través de doce elementos o módulos.

Uno de los móduclos está dedicado a la Luna. Hasta la ojeada más despreocupada revela que la superficie lunar tiene zonas claras y oscuras. Los terrenos claros y accidentados son 'terrae' (tierras, en latín), y las regiones oscuras son 'maria' (mares, en latín). Los primeros astrónomos creían que estas últimas eran océanos. Luego se supo que allí no hay agua, aunque se mantuvo la denominación. Las zonas claras, los supuestos continentes, se suelen llamar también tierras altas, ya que tienen mayor altitud.

La distribución de ambas superficies difiere mucho de una a otra cara del satélite. Mientras casi un tercio de la cara visible está cubierta por mares, en el casode la cara oculta estos tan solo ocupan un 2%. Pero, ¿cómo nacieron estas estructuras?

Hace unos 3.800 millones de años, la Luna sufrió un intenso bombardeo de asteroides que generó numerosas cuencas de impacto, con diámetros de cientos de kilómetros. Más tarde, estas cuencas fueron rellenadas por magmas que formaron un océano de rocas fundidas que, al enfriarse, formaron los actuales mares. Los cráteres son los accidentes lunares más abundantes. De hecho, hay unos 30.000 de diámetro superior a un kilómetro en la cara visible, e innumerables más pequeños.

La astronomía es una ciencia estrechamente relacionada con instrumentos de observación y medición del cielo y en este Jardín de Astronomía se han reunido alguno de ellos. Todos son ingenios que ha desarrollado el ser humano a lo largo de la historia para entender los movimientos que describen los distintos objetos que contemplamos en la bóveda celeste, sobre todo el Sol, la Luna y las estrellas.

El público que utilice estos módulos puede comprender, de forma divertida e interactiva, algunos conceptos como el movimiento aparente de los astros, la diferencia entre hora solar y hora civil o entre longitud y latitud, cuándo se producen los solsticios y los equinoccios, qué es la declinación solar, entre otros.