Alta velocidad, acampada y cibervoluntariado

Aug 7, 2002

Desde el domingo por la noche jóvenes procedentes de todos los puntos de España y del extranjero llegaron a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. El primer día de la Campus Party ya se se veían caras de sueño, y es que el viaje y la impaciencia por saber el lugar asignado para instalar sus equipos y desplegar sus tiendas de campaña les ha robado horas de sueño. Eso sí, ilusión y ganas de compartir sus conocimientos no les falta.

Es el caso de Marc, un joven profesor de informática de Lleida. Es su primer año en la Campus Party, pero ya se ha ofrecido como “cibervoluntario” para enseñar a los más novatos. Ha conocido a Mar, de Dènia -que ha dormido fuera del recinto de acampada por el calor- y van a participar juntos en el áreas de Diseño, una de las temáticas que, junto a Linux, Games y Música, conforman las actividades de la “Campus Party”.

Una de las novedades de la sexta edición de la Campus Party es el cibervoluntariado, algo muy positivo, según Ezequiel, técnico electrónico de 22 años de edad, e Israel, administrador de sistemas, de 23 años, ambos de Huelva. “No sólo nosotros tenemos que saber de esto, hay gente mayor y otra gente que debe saber lo que se hace aquí, lo que hacemos nosotros', señalan. Es su primera experiencia en la Campus Party, y están encantados. “Lo que más nos llama la atención es el buen ambiente que se respira, compartes archivos, juegos y es muy gratificante. Todo ello, a una velocidad de supersónica”.

Sin embargo, no han podido inscribirse en Taller de Robótica por falta de plazas. “Es la actividad más solicitada y la que más nos llamaba la atención, aunque bien pensado, casi mejor, porque eran unos 50 euros más aparte de la inscripción de la Campus, el transporte hasta Valencia y el transporte de nuestros ordenadores, es una manera de consolarse...”.

Al igual que otras ediciones, el cupo de inscripciones para participar en la Campus es muy ajustado, pero afortunadamente el “Cibervoluntariado” permite iniciar a las Nuevas Tecnologías al público en general. Mariam es escritora, y aunque no quiso revelar a cac.es su edad, afirma que posee un espíritu joven y emprendedor: “me interesaba aprender sobre el tema, ahora tengo una cuenta de correo y puedo enviar mis poemas'.

Al igual que ella, otras 6.000 personas podrán aprender sobre Internet a través de cursos simultáneos y gratuitos, 'esta es una buena iniciativa para animar a la gente a participar en la Campus Party, puede que me apunte para el próximo año', indica Mariam.

Campus Party 2002.