RUBÉN GARCÍA “LA MÚSICA EN LA ANTIGUA CHINA TENÍA COMO FUNCIÓN MANTENER LA ARMONÍA ENTRE CIELO, TIERRA Y HOMBRE, Y TUVO UNA IMPORTANCIA PRÁCTICA EN LA POLÍTICA DEL ESTADO”

Feb 18, 2016

Entrevista al divulgador y astrofísico del Instituto de Astronomía de Andalucía que esta tarde ofrece la conferencia-concierto “Astronomía en la Antigua China” en el Auditorio del Museu de les Ciències a las 19:30 horas. Libre acceso previa inscripción
RUBÉN GARCÍA “LA MÚSICA EN LA ANTIGUA CHINA TENÍA COMO FUNCIÓN MANTENER LA ARMONÍA ENTRE CIELO, TIERRA Y HOMBRE, Y TUVO UNA IMPORTANCIA PRÁCTICA EN LA POLÍTICA DEL ESTADO”

Mansiones lunares, planetarios móviles, relojes hidráulicos gigantes, sismógrafos, música para mantener en orden el imperio…China tiene un vasto pasado científico con uno de los registros históricos más completos y continuos. Rubén García-Benito, del Instituto de Astrofísica de Andalucía propone en su conferencia un viaje a la antigua China para conocer los secretos de su astronomía milenaria, y sus compañeras las matemáticas y la música.

El público descubrirá que la música ocupó una posición de extrema relevancia para garantizar la armonía del cosmos: cielo, tierra y hombre. Y para hacer honor a esa importancia histórica y facilitar este viaje imaginario, la música Abigaíl Horro interpretará música china en directo, a la vez que los asistentes conocerán quiénes eran los científicos del pasado, cuál era su motivación, y que encontraron en su camino de exploración de la naturaleza. 


 ¿Cuál es el pasado científico de China?

La palabra "científico", referida a las personas que practican ciencia, es una palabra relativamente moderna, acuñada a principios del siglo XX. Cuando estudiamos el mundo antiguo, tenemos que meternos en la piel de las personas que exploraban la naturaleza y entenderlas en su contexto histórico y social. Así, la ciencia en el mundo antiguo puede entenderse como una amplia variedad de prácticas desarrolladas para estudiar, conceptualizar y entender el mundo, que frecuentemente se solapan con disciplinas como  la filosofía, la teología, la política, etc. 

China tiene una larga tradición historiográfica. Dejar por escrito cualquier evento, hecho, comentario, fue casi una obsesión. Gracias a la importancia del texto en China tenemos uno de los registros más completos, continuos y cronológicamente precisos. Y este afán por dejar constancia de todo y el interés por describir el mundo que les rodeaba viene ya desde los primeros registros en el segundo milenio antes de nuestra era.


¿Qué perfil tenía el científico de la Antigua China? 

Aunque cada persona tenía su propia trayectoria, visión e ideas, y es difícil generalizar sobre tan largos períodos de tiempo, se puede decir que la burocracia imperial china, uno de sus grandes inventos, fue la institución que más influyó sobre el pensamiento y actitudes de los letrados, los intelectuales de la antigua China. La ciencia y la tecnología eran fundamentales para el desarrollo y funcionamiento de la burocracia, de manera que estas actividades fueron respaldadas y financiadas, a una escala inimaginable, por el estado.


¿Cuáles fueron sus principales aportaciones? ¿En qué campos destacaron especialmente?

Hay textos acerca de casi cualquier tema que podamos relacionar con la división de las disciplinas modernas: arqueología, fósiles, geología, energía hidráulica, óptica, metalurgia, maquinaria y aparatos, etc. Quizás los más tradicionales son los relacionados con las matemáticas, la astronomía, la alquimia o la medicina. 


¿Qué relación tenían en la Antigua China la Astronomía, las matemáticas y la música?

Las matemáticas y la astronomía fueron un tándem indivisible, como se recoge en varias colecciones imperiales. Uno de los frecuentes estudios fundamentales eran las matemáticas del sonido, los armónicos, que exploraban las relaciones entre los intervalos musicales y las dimensiones de los instrumentos que los producían. Aquí se 

podía apreciar con claridad cuán profundamente los números estaban enraizados en la Naturaleza. Por esta razón, estos estudios se colocaban a menudo en la misma categoría que la astronomía. Su fundamento cosmológico era evidente. Y esto se reflejaba en la importancia práctica de la música en relación con la política del estado y su función de mantener la armonía entre cielo, tierra y hombre.